¿Qué es un ERP? ¿Para qué sirve? Te lo contamos

Una herramienta clave dentro de una empresa son los ERP, haciéndose vital tanto para grandes empresas o PYMES. En la actualidad vemos que en ámbito empresarial contar con un buen sistema ERP es primordial.

Vivimos en la era de la información, en la que el intercambio de información a tiempo real se ha convertido en algo habitual y agentes como el Big Data o el Internet de las Cosas han revolucionado la manera en la que compartimos información, tal y como te lo contamos en el artículo «El YO cuantificado».

 

¿Qué es un sistema ERP?

Un sistema ERP, en inglés Enterprise Resource Planning, es un sistema en el que se recogen diversos recursos empresariales para realizar una correcta planificación empresarial. Los recursos de los que estamos hablando se engloban a todas las áreas funcionales de la empresa, desde el marketing hasta la logística o la propia producción.

La principal finalidad de los sistemas ERP es unificar todos estos recursos en una plataforma única en la que poder contar con la suficiente información disponible a la hora de tomar diversas decisiones empresariales.

 

¿Para qué sirve un sistema ERP?

Dependiendo de las propias características de la empresa, un ERP tiene diversas aplicaciones, aunque la principal es como hemos comentado, la de tener una visión global de toda la información a nuestro alcance.

Toda decisión empresarial conlleva riesgos de todo tipo, desde económicos hasta costes de oportunidad. Por tanto, contar con la mayor cantidad de información posible supone un aumento de la probabilidad de éxito a la hora de tomar decisiones acertadas.

 

¿Qué ERP es mejor?

Esta es la pregunta del siglo, como todo, depende de muchos factores. No todas las empresas tienen las mismas necesidades y no todas las empresas disponen de los mismos recursos.

No te dejes llevar por la influencia de distintas marcas, o por los sistemas ERP empleados por tu competencia, sin duda, tus necesidades serán totalmente distintas. Estos son algunos factores a considerar a la hora de elegir un ERP.

 

  • El volumen de trabajo de mi empresa

Dependiendo del volumen de trabajo y de la forma en la que trabaje, necesitarás sistemas con unas características e infraestructura concretas. Dependiendo de tus necesidades, podrás obtener y trabajar con información en tiempo real si es necesario.

 

  • Las áreas funcionales de mi empresa

Tanto el sector concreto en el que te enmarques, como las diversas secciones y departamentos de tu empresa, determinarán el tipo de sistema que necesitas. El objetivo es proporcionar la información suficiente a estas áreas, para que puedan desarrollar su trabajo eficientemente.

 

¿Un ERP para PYMES?

Los ERP para PYMES, están sin dudas marcados por la formación necesaria para su uso y sobre todo por los recursos económicos de la empresa. Debido a que las soluciones actuales del mercado se distribuyen “paquetizadas”, es fundamental encontrar el ERP que mejor se adapte a nuestra situación.

Nuestra recomendación es sin duda, desarrollar un ERP a medida, debido a que permiten adaptar los costes a la perfección, en función de las necesidades y recursos de la empresa. Es fundamental una buena comunicación con la compañía IT, ya que es fundamental conocer y comprender las distintas áreas de negocio a estudiar.

Uno de los principales mitos es que ninguna PYME puede permitirse un ERP, a medida. En realidad, es fundamental en primer lugar conocer la oferta del mercado, es por ello que empresas, basadas en soluciones estandarizadas, deciden abandonar en su empeño.

Contacta con nosotros y te asesoraremos en tu proceso de búsqueda del mejor ERP.

 

Un ejemplo de Erp (hipotético)

Pongámonos en la piel de una empresa dedicada al sector retail. Esta empresa posee una cadena de tiendas y además tiene un portal e-commerce. Esto es algo muy común ¿verdad?

Seguro que se te acaban de pasar por la cabeza un montón de nombres de empresas cuyo modelo de venta es mixto (online y físico), pero ¿cómo se organizan?

A medida que una empresa crece en volumen de actividad y de negocio es crucial que el modelo de gestión sea escalable, permitiendo así un crecimiento constante sin perder eficiencia operativa.

Aquí es donde salta a la palestra los sistemas Erp. A continuación te contaremos varias situaciones cotidianas para que puedas darte cuenta de la importancia de implantar un buen sistema Erp.

 

– Control del stock

Como hemos comentado, nuestra hipotética empresa, se dedica al sector retail y realiza ventas tanto por canales online como físicos.

En estos casos cuyo sistema de distribución es mixto, es crucial tener un control exhaustivo del stock disponible para evitar problemas desesperantes para los clientes como ir a una tienda buscando un producto que en la tienda online marcaba como disponible o directamente comunicar en el e-commerce que el producto tiene stock pero no es así.

Estos sistemas de planificación empresarial, permiten a los encargados de gestionar el stock, entre otras muchas cosas, el conocer el stock de los productos tanto en almacén, como en tiendas.

De esta forma, podremos evitar estos accidentes o roturas de stock tan molestos, anticipándonos y creando también sistemas de alertas.

También permite a los encargados de compras crear previsiones para así mejorar la eficiencia en esta práctica, así no solo se evitan roturas de stock, sino que se pueden aprovechar de los distintos beneficios de comprar grandes volúmentes de producto.

En este caso estamos hablando del sector retail, pero se puede extrapolar este ejemplo a industrias manufactureras con la gestión y compras de materiales, como a otras tantas industrias y sectores.

 

– Integración con CRM

Al anterior caso, sumémosle ahora que comerciales o KAM se disponen a realizar o cerrar una venta y en el último momento, a la hora de oficializarla se dan cuenta de que no disponen del stock disponible.

Es muy frustrante que una vez cerrado un acuerdo, corras el riesgo de perderlo por no disponer del stock suficiente.

El software de recursos empresariales, puede integrarse y complementarse con los sistemas CRM, para que así nuestros agentes comerciales dispongan de la mayor información disponible en todo momento.

Así mejoraremos tanto su eficiencia, como su planificación a la hora de vender.

 

– Recursos Humanos

Continuando con el ejemplo de la hipotética empresa con una cadena de tiendas físicas, con un volumen significativo en el número de tiendas, la gestión por parte de recursos humanos llega a ser una tarea titánica en función de la localización de los centros operativos de la empresa y del volumen de empleados de la misma.

Gracias a este tipo de software, independientemente del número y la ubicación de los centros, permite a los profesionales de recursos humanos poder centralizar todos los trámites de gestión y llevar una correcta planificación del personal.

 

Estos son solamente unos simples ejemplos de problemas e imprevistos a los que empresas tienen que hacer frente de forma casi cotidiana.

Nunca es tarde para plantearnos el comenzar a implementar un sistema ERP en nuestra empresa, ya os hemos contado que para nosotros el mejor ERP no es el que más funcionalidades ofrece, sino el que mejor se adapte a las necesidades de tu empresa.

Contacta con nosotros para saber cómo comenzar el camino hacia la transformación digital de tu empresa.